Total acumulado en los ocho primeros meses es de US$ 3 mil 265 millones, lo que representa una caída de 18,3% respecto de la cifra registrada en igual período de 2019.

Luego de un leve repunte en julio, las exportaciones forestales volvieron a experimentar una baja general de 3,9%, con US$ 424 millones, a pesar de que algunos productos importantes registraron aumentos en sus envíos, según informe del Instituto Forestal (INFOR), organismo adscrito al Ministerio de Agricultura.

Para el director de la institución, Fernando Raga, el descenso en las cifras refleja los efectos de la pandemia, que ha golpeado fuertemente el comercio internacional, y que aún muestra incertidumbre.

“La confianza en los mercados es muy incipiente por cuanto los rebrotes de coronavirus han sido muy recurrentes en el mundo; eso habla de un clima incierto e inestable todavía para nuestras exportaciones forestales, a pesar de que hubo envíos que registraron alzas”; sostuvo Raga.

Fue el caso de productos como la pulpa cruda, las molduras sólidas de pino radiata y los tableros de fibra que registraron aumentos mensuales de 63,9%, 19,6% y 15%, respectivamente.

Analizando las cifras generales, Raga recordó que las exportaciones cayeron un 15,9 % en comparación con agosto de 2019. “El total acumulado en los ocho primeros meses del presente año es de US$ 3 mil 265 millones, lo que representa una caída de 18,3% respecto de la cifra registrada en igual período del año pasado”, explicó.

Durante el período enero-agosto, la mayoría de los principales productos presentaron bajas significativas en sus ventas al exterior, tales como la pulpa blanqueada de eucalipto (-30,7%), pulpa blanqueada de pino radiata (-29,8%), pulpa cruda de pino radiata (-20,1%) y tableros contrachapados (-11,0%). La excepción corresponde a las cartulinas estucadas multicapas, que registraron un aumento de 19,2% en relación a igual periodo del 2019.